Quirós Corradi y Los Códigos de Ética


Gracias a Alberto por mencionarme en su artículo del domingo, entre los que podrían aportar algo a la reconstrucción del país, una vez que termine la primera fase de esta locura. Gracias también por ubicarme en la esfera de la Ética y más aún por aplicarle a ésta ese valioso y acertado calificativo: “Importantísima”.

La moral de la libre empresa es en efecto crucial para derrotar a Chávez. Y no me refiero al de ahora, que él solito se está liquidando, sino a él como futuro jefe de la oposición. Porque el NEOCOMUNISMO que Huguito ha logrado resucitar tiene -aquí y en Latinoamérica- un amplio fuelle de mediano plazo contra el que habrá que pelear por décadas. ¡Tantas como tarden las fuerzas democráticas en encajar la necesidad de legitimar éticamente al mercado! Mientras no se haya impuesto una sólida moral empresarial, mientras nuestros políticos y capitalistas no hayan asumido con firmeza dicha moral, la democracia seguirá siendo vulnerable y endeble. AQUÍ, EN EEUU Y EN EUROPA. Porque la centroderecha -que en Venezuela no se asume siquiera como tal- en América Latina no tiene un mensaje que conecte espiritualidad y empresa. Uribe quiere reelegirse, pero no asoma una plataforma ideológica capaz de imponerse éticamente al neocomunismo. Y poco a poco vemos cómo Piñera -el empresario candidato de la derecha chilena- por carecer de un sólido enfoque moral, pierde terreno ante una izquierda que, políticamente agotada, conserva sin embargo una cierta consistencia ética.

Pero en cuanto atañe a la falta de un mensaje ético por parte de las fuerzas políticas opuestas al neocomunismo, Venezuela supera con creces a Latinoamérica. Es doloroso ver a buena parte de nuestros políticos aferrados a la socialdemocracia, que ahora, con una gran creatividad, llaman democracia social. Y más dolor produce ver a los jóvenes de Copei tirar por la borda al socialcristianismo -su potencial conexión con la ética- para aferrarse a algo tan endeble como la ideología del Partido Popular español o del PAN mexicano. Entidades que, ante la carencia de una ideología novedosa y como resabio del neoliberalismo de finales del siglo XX, se han refugiado en una versión dieciochesca de la libertad individual. Veneros secos (ambos partidos) en los que también abreva Primero Justicia. Y esperemos a ver qué hará por fin Leopoldo López en el plano ideológico.

Ojalá se tendiese, aquí y en América Latina, ese puente moral y espiritual entre políticos y empresarios. Ojalá ambos sectores intuyan que ¡la ética no tiene mucho que ver con los códigos de ética! Que todas las empresas estafadoras de esta última crisis financiera -y las de las anteriores- ¡tenían su Código de ética! Y que, en la acera del frente, la política sólo puede alcanzar un ESTATUS moral respetable, si se confronta con la profunda crisis espiritual que vive la humanidad; la que barrió con la plataforma conceptual sobre la que se montó la vacua cultura moderna. Una debacle gracias a la cual, para ser ético hoy no basta con tener principios y valores, sino que hay que tener una fuerza moral capaz de superar las tentaciones, chantajes, costos, amenazas, ambiciones, egoísmos y todas las demás infinitas presiones que la animalidad, el inconsciente, el poder, la escasez, el dinero, la tasa de la ganancia y el sexo ejercen sobre nosotros. Ojala que -para asumir la demoledora fuerza de dichas presiones- nuestros políticos y empresarios profundicen esa frase de Jesús que Mel Gibson pone en su película La Pasión de Cristo: “Amar a los que te aman no tiene ningún mérito”.

Publicado por Emeterio en el Universal el 22 de noviembre de 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s