Heidegger y Chávez


Vaya esta reflexión para dos fines: agradecer un magnífico artículo de Eduardo Mayobre –HEGEL Y CHÁVEZ-, publicado el martes en EL NACIONAL; y complacer a un amigo que, en un curso, me hizo una petición enfática… precedida de un regaño: “Disculpe, PROFE, pero me parece que sus críticas a Marx son innecesariamente despectivas. Entiendo que quiera amargarle la vida a Chávez, pero ¡aun así!, y aunque fuese cierta toda esa increíble inconsistencia que usted le atribuye a EL CAPITAL, aunque el Comunismo fuese un necedad, una barbarie que se refleja en ese titular de EL UNIVERSAL del miércoles (EN EMPRESAS COMUNALES NO HABRÁ DIVISIÓN DEL TRABAJO) ¿no le parece que esa imagen de Marx -casi como un bobo- es excesiva y que ella se revierte contra usted, quitándole credibilidad? Pero a lo que en verdad yo iba: ¿Hay alguna otra deficiencia del marxismo, algo más fuerte todavía que le dé algún sentido a la susodicha despectividad?”.

Por supuesto, señor: hay una crítica mucho más fuerte. Una que rebasa de lejos toda la estupidez de la Teoría Marxista del Valor, que nos hizo creer -¡como si los bobos fuésemos nosotros!- que el valor de las mercancías depende EXCLUSIVAMENTE del trabajo. Una crítica mucho más profunda que todas las que le quepan al Materialismo Histórico, la ciencia zonza que vaticinó la inevitabilidad del Comunismo.

Esa crítica, señor, se centra en la carencia radical en Marx de una ANTROPOLOGÍA, esto es, ¡de una comprensión específica del HOMBRE! Comprensión imprescindible cuando se le pide a ese Hombre que haga una Revolución, que se eche a cuestas algo tan terriblemente difícil como extirpar el profundo egoísmo, la codicia, el afán de poder y la insondable animalidad que habitan en nuestro Espíritu. Marx no llegó a asomarse siquiera a la inmensa HECATOMBE moral que se requeriría para construir una sociedad comunista, centrada en la Solidaridad. Algo que él evadió porque suponía que “el desarrollo de las Fuerzas Productivas determinaba las Relaciones Sociales de Producción”. ¡¡Que bastaría con que esas Fuerzas Productivas evolucionen para que los humanos devengan plenamente solidarios!!

Para captar cuán lejos estaba Marx de entender lo Humano, cuánto careció de una Antropología, nada mejor que cotejarlo con Nietzsche, coetáneo suyo. ¡¡Aquél no le llegó a la Filosofía, éste la rebasó con creces!! Frente al optimismo desbordado de Marx -que no vislumbró el problema de la Ética-, Nietzsche desarrolla una poderosa visión pesimista del Hombre; liquida espectacularmente 2.500 años de Filosofía ingenua, aferrada a la idea de que la Razón podía entender LO ESPIRITUAL y, peor aún, podía mejorarlo. A diferencia de Marx, que no asumió la Animalidad Humana, Nietzsche postula la necesidad de un Superhombre, un UBERMENSCH, como única posibilidad de superarla. Si no se desarrolla plenamente el Espíritu, ninguna Revolución va a mejorar a las bestias que somos. Marx no barruntó el problema moral; Nietzsche, SOBRADO, se burló de las ingenuas ideas que el Pensamiento Racional desarrolló al respecto.

Pero, más aún que Nietzsche, el destructor final del OPTIMISMO UTÓPICO marxista en cuanto a las posibilidades del Hombre, fue Heidegger. Porque, sorprendentemente, éste -igualito que Marx- tampoco abordó para nada el problema de la ética. Pero no porque ignorase que ésta era lo esencial de lo Humano, sino porque de tanto estudiar a Nietzsche redescubrió que la Razón no tiene ninguna posibilidad de entender qué es la Moral. O sea, que -como era usual en él- sin saberlo ¡¡Marx se ahorró el andar pensando en estas cosas tan difíciles!!

Publicado por Emeterio en El Universal, Notitarde y Los Andes el 4 de julio de 2010.

Anuncios

7 pensamientos en “Heidegger y Chávez

  1. José R dice:

    Nietzsche asegura de que la Razón no puede entender lo Espiritual; despectivamente hace referencia a un Superhombre como imagen de algo imposible de modelar desde la Razón. Heidegger redescubrió que la Razón no tiene ninguna posibilidad de acezar a la Moral porque ésta pertenece al Espíritu Animal de lo humano.

    Entonces la manera de “domar” el espíritu primitivo de los ciudadanos de una sociedad es educarlo con la ética del sistema económico-político donde se le respete el derecho a ser libre para que pueda desarrollar sus capacidades económicas. Entre más ciudadanos “pujen”, más empuje tendrá el progreso compartido por todos.
    El resultado logrado será producto de una sinergia espontánea y concertada, y no una caridad camuflada de solidaridad obligada.

    En una sociedad donde prive lo político sobre lo económico, o sea, donde el Gobierno se adueña del Estado y de la economía de los ciudadanos, no se puede esperar la contribución de todos en el progreso de la nación. Se pierde la identidad de la República porque no se comparte participación y beneficios. El país es sólo un conglomerado geográfico que se identifica por las extravagancias del caudillo, no por la formación ética de sus ciudadanos.

    En función de ello es que se hace necesario, en Venezuela, contrarrestar el ventajismo del gentilicio de la “viveza criolla”, que conduce a los gobernantes a implantar el caudillismo y a los ciudadanos a aceptarlo, de ello depende las dádivas, favores, o privilegios por recibir.

    Lo expuesto en el párrafo anterior es solo uno de los valores que comparten gran parte de los venezolanos; creo que es necesario identificar algunos otros de tanta trascendencia como el ejemplo utilizado para explicar y diferenciar los buenos de los malos resultados que pueden ser logrados por una sociedad organizada, según la ética de un sistema capitalista o uno comunista.

    ¿Los comunistas no entienden las diferencias genéticas y éticas de los humanos, o quieren quitarle a Dios el derecho de su creación?
    Sería una excelente contribución al progreso de las sociedades más atrasadas encontrar una explicación sencilla a la pregunta anterior para que las masas no se dejen engañar con ese cuentico de que en la igualdad y solidaridad está la paz y felicidad de los pueblos; y en virtud de ello, justifican que la sociedad debe ser “disciplinada” por el caudillo iluminado, y en caso de los espíritus más rebeldes, sometidos o exterminados.

    Preguntas conexas que puedan contribuir a orientar la educación ética de los ciudadanos.

    ¿La existencia económica y política de los humanos en sociedad tiene alguna relación con la ética y la moral de sus ciudadanos?
    ¿La organización política y económica de una sociedad es consecuencia de la ética de sus dirigentes?
    ¿La Moral y Ética de los dirigentes de una organización social debe ser aceptada por toda la sociedad?
    ¿Si las ideologías políticas son consecuencia de la Moral y Ética de sus defensores, entonces éstas se pueden diferenciar por los resultados económicos y por la aplicación de las políticas de Estado?

  2. hector posada dice:

    Estimado, profesor soy economista de la promociòn 40 años de la Escuela de Economìa de le UCV 1978, lo quiero felicitar por el artìculo del EL UNIVERSAL del 11-06-10. me causa gran alegria porque yo curse Economìa Polìtica II y IV con mi estimado profesor Carlos Blanco, a usted lo evite por que lo creìa muy teoretico en cuanto al marxismo. Me parecìa una perdedera de tiempo leer los benditos tres Tomos del Capital, hoy usted me da la razòn, cuando hace alusiòn a Carlos Blanco. Vengo de una familia pobre de Catia y siempre critique a los revolucionarios de cafê en la UCV, que ocupaban el cupo que yo necesitaba, eran del PCV, CAUSA RADICAL, PROCATIA, MIR y otras menudencias ñangaras, que la cuarta repùblica mantenìa con bolsas de trabajo, nunca se graduaban y conseguìan las notas regaladas por ser camaradas en las materias relacionadas con el marxismo en las demàs estaban raspados. Yo me gradue en los cinco años reglamentarios y hago mi revoluciòn dentro de los principios primigenios de mi glorioso partido ACCION DEMOCRATICA. Gracias por sus artìculos de prensa que desnudan claramente los fines demonìacos que persigue este aprendiz de brujo en materia econòmica que nos gobierna con su pasticho intelectual marxistoide retrogado, viva Venezuela, serà libre a partir del 26-06-10, cambiarà esta situaciòn, viene el fantasma de Zelaya.

  3. En conversación con el Dr. Blanco Muñoz, convinimos en proponer un conversatorio en 3 semanas o sesiones los lunes en la Cat. Pio Tamayo, con la salvedad de que ud. aceptara gentilmente

    para desmontar las fallas si las hubiere en el modelo propuesto por Karl Marx, los marxismos, comunismos y socialismos, versus caudillismo o capitalismos monarquicos..

    esperamos su gentil atención por esta vía

    Ate. Dipietro Walter Williams

  4. Carlos Blank dice:

    Estimado Emeterio: Después de oir a Chávez hablando de Heidegger, y de Kant y de Hegel…., etc. me fui a buscar en google la entrada de Heidegger y Chavez, a ver que comentario mordaz encontraba y ¡oh sorpresa! me encontre con tu artículo. De repente fue que lo leyó y pensó que hablando de Heidegger, pues se puede hablar de todo sin saber, incorpora esa crítica.
    Más alla de las críticas que se han hecho a Marx y de haber embaucado a más de uno, si algo supone precisamente el marxismo es una antropología, precisamente el tipo de antropología que podemos criticar de utópica, ese hombre nuevo o “buen revolucionario” del que hablaba Rangel. Por otro lado, decir que Nietzsche no se ocupa de la ética me parece simplemente una barbaridad, pues si de algo se ocupa es de criticar esa moral de esclavos típica del cristianismo y palntea entonces la transmutación de todos los valores que implica el superhombre. Toda la obra de Niezsche es una crítica a la moral tradicional. Finalmente poner a Heidegger con el autor que nos puede sacar de ese atolladero moral, luce totalmente fuera de toda proporción, pues se trata de un pensador que coqueteó con el nazismo en momentos en que estaba en pleno ascenso y nunca criticó directamente a éste, como si lo hicieron otros alemanes como Jaspers, Cassirer o Arendt, para no mencionar a Popper o Hayek. No sé que opines tú de esta mención que hizo Chávez de “el ser y el tiempo”, aunque personalmente a mi no me extraña, pues se trata de hablar sin saber de lo que estamos hablando y ese es el problema. No te digo que en tu leída colummna lo mandes a leer “Camino de srvidumbre” o “La sociedad abierta y su enemigos”, no vaya a ser que me consiga buscando en google la entrada de Chávez y Hayek o Chávez y Popper, con Hegel ya es otra cosa.
    Un abrazo
    Carlos Blank

  5. Carlos Blank dice:

    Estimado Ementerio: Corrijo lo anterior, no mencionas la falta de una moral en Nietzsche sino en Heidegger, al igual que en Marx. Pero de nuevo mi pregunta sería qué moral podría tener en este caso un Heidegger
    Saludos
    Carlos

  6. milagros sanchez dice:

    Sr. Emeterio, le ruego que les diga a los sordos de la opocisión que deben de presentar un proyecto pais en el cual participe todos los sectores, lo que hace indiferente quien sea el candidato de oposición, pues, habrá un programa surgido de lo deseado por todos que quedará como guia de acción; deben manifestar abiertamante estar de acuerdo con la propiedad privada, explicar sus ventajas, DETALLAR las desventajas de la propiedad colectiva; ir barrio por barrio a explicar que és el Socialismo del siglo XXI y que és la Socialdemocracia; es que a la mayoría de los venezolanos no lee sino los mensajes del twitter…imaginese Usted!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s