Hijos biológicos e hijos laborales


Me carcome la envidia cada vez que leo una frase creativa que pudo habérseme ocurrido a mí, pero se le ocurrió a otro. La que encabeza este artículo es una de ellas, no la parí yo sino un valiente empresario venezolano que en estos días nos sacudió el alma con un poderoso discurso. El párrafo completo dice así: “Cuando se instala la fábrica y llegan los trabajadores nace ese vínculo, esa paternidad adquirida de la cual el industrial nunca más podrá desentenderse. Además de sus hijos biológicos, él tendrá hijos laborales. Durante años le prestamos poca atención a la vida de los trabajadores fuera de la fábrica, pero los tiempos han cambiado y ahora su bienestar debe ser preocupación fundamental del empresario, ¡¡como los insumos, las ventas y la tasa de cambio!! La alianza obrero-patronal… es el único camino que tenemos los industriales venezolanos para la preservación de lo que queda de economía de mercado, libre empresa y propiedad privada”. (Las cursivas y la doble admiración son mías).

Porque, con toda la fuerza que la paternidad biológica tiene ¡¡no es ella la que define lo humano, esto es, lo espiritual!! La paternidad o la abuelidad biológicas pueden llegar a ser infinitamente hermosas, padezco la tortura permanente de no poder dedicarle tiempo a los hijos y a los nietos… pero aquél es un fenómeno -en lo esencial- natural, no estrictamente humano. Lo estrictamente humano, lo que nos exige un verdadero esfuerzo espiritual, es la relación con “los otros”, con los que no son de la familia, los que no vimos crecer en medio de profundas angustias, aquellos por los que no sufrimos hasta lo indecible cuando se quedaron huérfanos. De alguna inescrutable manera, por esos vericuetos del Inconsciente infinito, lo estrictamente humano es el amor a los prójimos a los que no estamos unidos por la naturaleza: la Paternidad Laboral, por ejemplo, el acercamiento espiritual para con el obrero… ¡¡O para con el patrón!!

Hay otra frase en el discurso de este empresario, que lamentablemente tampoco se me ocurrió a mí. Una frase que le da un gran impulso a esa Alianza para el Diálogo, que en Conindustria promovemos y que se menciona en el párrafo anterior. En el que sigue, con una naturalidad que sólo puede tener el que contrata obreros, se dice: ¡¡”Voltéate hacia tus trabajadores y percibe que allí está tu audiencia”!! A lo cual, aludiendo a los obreros, tal vez quepa agregar: “Voltéate hacia tu patrono… y trata, como están haciendo los trabajadores de Polar, de apoyar a tu empresa”.

Todo lo cual nos remite al núcleo esencial del párrafo inicial: “Pero los tiempos están cambiando”. Una idea que alude a dos procesos distintos: a) La tragedia que vive Venezuela, este locato esfuerzo de Chávez para revivir el Comunismo, que obliga a los empresarios a cobrar conciencia de su Responsabilidad Moral. Y, b) los cambios profundos a favor de los obreros que sufrió el Capitalismo en los últimos 200 años: legalización de los sindicatos, la Seguridad Social y elEstado del Bienestar, la Socialdemocracia, el Socialcristianismo, la Responsabilidad Social de la Empresa y la profundización de la democracia a favor de las grandes masas. “Los tiempos están cambiando”, sin duda, y gracias a la insensatez de Chacumbele, tal vez Venezuela sea un escenario privilegiado para ese cambio. Porque a lo mejor llegó el momento de una nueva relación obrero-patronal, no centrada en la paternidad -biológica o laboral- sino en la hermandad más hermosa, en la fuerza espiritual inmensa que nos dan el Cristianismo y las otras grandes religiones.

Publicado por Emeterio en El Universal el 21 de noviembre de 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s