¿Matrimonio a juro?


La experiencia no pudo haber sido más gratificante: en Barquisimeto, con 80 dirigentes sindicales y empresariales. Convocaba nuestro equipo, Alianza para el Diálogo, un modesto aporte para promover una acción conjunta obrero-patronal contra el castrocomunismo. Gracias a los 80 y muy en particular a los dos organizadores -ella, la coordinadora de Alianza y él un guaro amabilísimo. El saldo, repito, no pudo ser más grato: a pesar del amenazante totalitarismo chavista, la gente mantiene intactas las ganas de pelear. Y salimos de allí con una certeza absoluta: ¡¡vamos a derrotar esta locura, este coletazo postrero del marxismo-leninismo ñángara!!

La discusión brotó incontenible y fértil. En mi caso, sobre los valores, la relación ética-economía, ética y competitividad integral, etc. Dos bellas damas inquiriendo sobre los cimientos de la moral y la relación entre moral y religión. Un empresario: “¿En qué momento diría usted, profesor, que se nos perdieron las Tablas con los 10 Mandamientos?”. Y una gerente de recursos humanos: “¿Podrías explicarnos esa diferencia que acabas de asomar entre Responsabilidad Social y Responsabilidad Moral de la Empresa? ¿Cómo puede ser moral una entidad que no es un ser humano?”. Otra: “¿De verdad cree que la tasa de la ganancia es conciliable con la espiritualidad?”. Y una fogosa sindicalista: “Está claro, compañeros: aunque sean unos explotadores, hay que pactar con los patronos, por una razón muy sencilla: porque Chávez nos clavará el Comunismo y en él no hay empresas, ni sindicatos, ni es posible la defensa de los trabajadores”.

Otro: “No se trata, compañeros, de un Matrimonio a Juro, no podemos asumir la alianza con los patronos a la fuerza, por la necesidad de enfrentar esta dictadura; es necesario dar la pelea, no simplemente obligados por las circunstancias, sino porque la Democracia es un valor en sí mismo. Porque hay que derrotar esta manera idiota de entender la política, la economía, ¡¡la complicidad con la delincuencia!!, la corrupción, pudreval, etc.”. Era un dirigente sindical y acababa de regalarme el título del artículo. “¿Por qué una alianza obrero-patronal para enfrentar este vandalismo tiene que ser un matrimonio obligao?”. Y me comprometí allí mismo a elaborar un papel de trabajo, para una discusión sobre la posibilidad ética de superar el Capitalismo Salvaje.

Porque en ese terreno -en el de la conexión ética entre capitalistas y obreros- hay muchísima “tela que cortar”. Un importante dirigente sindical planteó, con fuerza y destreza: “Compañeros, no podemos alimentar ilusiones: nuestros intereses son opuestos a los de los patronos y el chantaje que la tasa de la ganancia ejerce sobre ellos es muy poderoso. Sólo nos harán concesiones si los presionamos. ¡¡Lo que logremos será a la fuerza y no porque los hombres nos hayamos convertido en ángeles o querubines éticos!!”.

Y me sentí obligado a confrontarlo: respetuosa, pero firmemente. Es cierto que el ser humano -patrón u obrero- sigue siendo una bestia. No fue que los Diez Mandamientos se nos perdieron en algún recodo del camino, fue que nunca “se hicieron carne”, nunca derrotaron al Caincito que llevamos dentro. Platón y el Cristianismo en algo nos humanizaron, sólo que nuestras vísceras albergaban mucha más maldad que la que ellos supusieron… Pero aún así podemos ganar la pelea, aún así es posible el Capitalismo Solidario. Hay que imponer los valores, como dijo un joven obrero al empezar el debate. Hay que conectar ética y religión, para impulsar con fuerza la Responsabilidad Moral Empresarial… ¡¡y la Sindical!!

Publicado en El Universal, Notitarde y Los Andes por Emeterio el 29 de agosto de 2010.

4 pensamientos en “¿Matrimonio a juro?

  1. giorgio vattani dice:

    en efecto lo moral en la empresa es como poco comprensible,ademas como competiria una empresa “moral”con una que no lo sea,lo moral aparenta tener un costo economico.En filosofia ser catolico o religioso de cualquier doctrina ,de alguna forma no es como abdicar y renunciar a la busqueda?

  2. Jacqueline Wulff dice:

    Buenos días Profesor Emeterio, antes de comentarle sobre el artículo en cuestión, quisiera mencionar 2 ocasiones en las que tuve la oportunidad de compartir en vivo alguna de sus conferencias, ambas sobre el tema de la ética.

    La primera vez fue en la empresa Servicios Pan Americanos, dónde trabajaba como Asesor a la VPE, Sr. Gustavo Guariguata, y dón a través de la empresa se le solicitó una conferencias sobre ética, por demás vital en una empresa como esa. La segunda ocasión fue en la Policlínica Metropolitana, dónde mi esposo Víctor Zambrano es cirujano; en ambas ocasiones disfruté mucho su forma de hablar sobre un tema tan complejo para el raciocinio del ser humano.

    Debo confesar, que así como Bruce Willis es “Duro de matar”, la mayoría de sus artículos y diatribas escritas son, a mi parecer y entender, “Duras de leer”, disculpe la comparación, sin embargo, me encantan las películas de ficción de Bruce Willis.

    Me animo a comentarle el artículo en cuestión, porque además de sencillo y muy gráfico, me pareció excelente la forma como narra las observaciones y comentarios de los distintos grupos que componen el mundo empresarial.

    Me gustaría que su papel de trabajo para lograr desarrollar ideas prácticas y viables para el Capitalismo Solidario, permitiera alcanzar, no un matrimonio ajuro, con conseciones, eso es como los acuerdos prenupciales, nunca son bien recibidos y esa espinita no se le quita nunca al que debe ceder en sus aspiraciones. Me gustaría entonces, que se pudiera lograr un matrimonio por amor, realmente una relación de respeto mutuo, dónde se valoran las cualidades del otro, se conocen sus defectos y se aprenden a manejar con dulzura y tolerancia, eso sí, eso debe prevalecer de ambas partes.

    Si se logrará crear esa relación de amor mutuo, dónde ambas partes se respeten y complementen, sería más fácil (digo yo) para el empresario, ser justo al repartir las utilidades, y estás serían mucho mayores, si los empleados supieran a cabalidad como influye su forma de hacer el trabajo de manera más eficiente y cuidando los costos asociados, si comprendieran en que se debe usar parte de la ganancia para que la empresa siga progtresando, ampliando sus capacidades, proveerles las herramientas más avanzadas para hacer su trabajo, etc.

    En mi trayectoria de Asesorar en Calidad y Planificación Estratégica, siempre ví que las empresas se empenan en mejorar sus procesos de producción, administrativos, de ventas, etc., pero nunca se ocupan del proceso más importante y crítico de toda relación: la Comunicación. Una comunicación transparente, clara, sencilla de comprender. Muchas veces porque descalificamos al interlocutor, en la pretención de que debemos dar esas explicaciones en los términos técnicos.

    Bueno, estoy extendiendome mucho. Me encantó éste artículo precisamente porque pone sobre la palestra un tema tan complejo como la ética, mediante preguntas y planteamientos gráficos y muy sencillos.

    Cómo experto en el tema de la ética, es casi seguro que haya leído un libro de Marianne M. Jennings “Un relato sobre ética, opciones, éxito (y un conejo muy grande), del Grupo Editorial NORMA, sino lo ha leído se lo recomiendo ampliamente, creo que puede encontrar algunas ideas para desarrollar su papel de trabajo para superar el Capitalismo Salvaje.

    Le saluda cordialmente, su lectora eventual. NOTA: estoy enviando el correo a 2 direcciones ya que en el periódico sale una dirección sin la 2da. “e” de su nombre.

    Jacqueline

  3. Luis Pérez Villegas dice:

    No entiendo como “¡¡vamos a derrotar esta locura, este coletazo postrero del marxismo-leninismo ñángara!!” con definiciones tales cómo: “Capitalismo Salvaje”, “Capitalismo Solidario” o Capitalismo Social. El Capitalismo es único, sin apellidos. Si es preciso apellidarlo con el que mejor funciona es: Capitalismo “laissez faire”.
    Por qué resulta tan difícil dar a conocer que: El capitalismo es el único sistema en la historia en el cual la riqueza no es adquirida mediante el robo, sino por la producción; no por la fuerza, sino por el comercio; y en donde el dinero es el símbolo del derecho humano a su inteligencia, su trabajo, su vida, su felicidad, su ser. Tratar de disfrazarlo y degradarlo dizque para “humanizarlo” es algo peor que grotesco y son sus supuestos defensores los que más han contribuido a su defenestración y a que la mayoría considere “capitalismo” como una palabra peyorativa
    Por sus propias palabras me entero que pasó algo así como 20 años en las “entrañas del monstruo”, es decir, en el comunismo. Pero lo que entiendo menos aún es cómo se puede salir de esas entrañas y no comprender que todo estatismo (fascismo, nazismo o comunismo) sólo puede combatirse con máxima libertad y es esta la “máxima virtud del capitalismo”, un sistema basado en el reconocimiento de los derechos individuales, en el derecho del hombre a existir y a trabajar para su propio bien, no por la perspectiva altruista del hombre como animal de sacrificio.
    Son los intelectuales los obligados a dar a conocer la auténtica base filosófica del capitalismo, sin miedo ni pena, con convicción profunda de sus virtudes, logros y éxitos. La batalla contra un mal tan monstruoso como lo es el comunismo amerita definiciones claras y precisas porque se trata de una batalla moral y, cuando las cuestiones morales están en juego, se debe comenzar por bombardear la base del enemigo y actuar de manera intransigente sin conciliaciones, subterfugios ni circunloquios. A mi entender eso no se cumple cuando se trata de “socializar” el capitalismo llamándolo como usted lo llama.

  4. ivonne garcia dice:

    Caramba¡¡¡
    Al fin leo algo interesante que motiva a participar, me llamó poderosamente la atención este binomio trabajo decente y capital social, lo que todos los venezolanos queremos¡¡¡
    Deseo mayor información para formar parte de este movimiento Alianza para el Diálogo…..
    Gracias¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s