Nietzsche y Camus: el ateísmo ingenuo


Dios no es un Ente, ni una condición moral, Él está “más allá del Bien y del Mal”

Eran esperables las molestias ante la provocación que lancé al afirmar que el “Dios ha muerto” de Nietzsche fue producto de una falta de información. Eran esperables, porque el ateísmo es un cimiento poderoso de esa mentalidad culta para la cual creer en Dios es oscurantismo puro. Da dolor toparse con esa visión ingenua que se niega a discutir el verdadero problema: el ateísmo que campea en El Mito de Sísifo de Camus, la inaudita incapacidad de este otro gran pensador para captar esa Nada insondable y fascinante de la que emerge Dios. Invitamos desde ya a un Taller que sobre Camus abriremos los lunes. Un esfuerzo para mostrar cómo un hombre inmensamente culto e inteligente pudo dejarse bloquear por la versión convencional de lo Sagrado, ¡para terminar no entendiendo nada de lo Humano!

Fue inútil explicarle a algunos lectores que estaba bien que Nietzsche criticase la versión convencional de Dios, ese Ente cuasiempírico que desde algún lugar del mundo juzga, castiga o perdona a los seres humanos; ese Ser antropomorfo que -reforzado por las imágenes de Miguel Ángel- carga con la responsabilidad no sólo de vigilar a miles de millones de hombres y mujeres, sino que también, en sus ratos libres, cuida de un Universo absolutamente infinito. Está bien, decíamos, que Nietzsche critique esa versión religiosa convencional, pero que no es exagerado pedirle que abordarse la verdadera noción de Dios, esa que en su tiempo era ya abordable& si se tenía suficiente información o -más simple- ¡si no se estaba tan ingenuamente prejuiciado!

Nietzsche y Camus sabían ya que Dios no era esa versión convencional, sino el poder infinito del Espíritu para imponer el Bien. Ese poder infinito al cual no puede acceder la Razón, ni ninguna otra de nuestras facultades humanas, también convencionales (imaginación, intuición, entendimiento, sensibilidad estética, arte, etc.) y al que sólo tiene acceso nuestra Dimensión Sagrada; la que opera desde el Vacío Infinito y la Nada Absoluta en los que habita Dios. Esa que llevó a San Juan de la Cruz a decir que “mientras más profundamente descubro a Dios dentro de mí, más cerca estoy de mí”. Y si no lo descubro -cabría agregar- no soy más que una psiquis, una conciencia y unos lóbulos cerebrales. Porque si excluyo la Dimensión Sagrada, o sea, si excluyo a Dios, lo Humano no va mucho más allá de lo Animal.

En un breve taller con un grupo de jóvenes -retadoramente ateos y preocupados por los derechos humanos- una inteligente chama dice a quemarropa: “Entonces ¿podríamos estar de acuerdo, si cada vez que usted escribe Dios yo pongo El Bien?”. Y, sin esperar mi respuesta, otra de ellos -igualmente smart, pero tuteando y creyéndose además la dueña de uno- agrega: “Déjame hacerte una pregunta en ese mismo sentido. Porque creo que hay algo inconsistente en tu noción de Dios. Tú dices que el Espíritu es Infinito y Absoluto y que es, además, inescrutable e incognoscible, ¿no podría yo deducir de allí que el Bien es infinito y absoluto, pero que exactamente lo mismo ocurre con el Mal?”. Está bien, ciertamente las dos preguntas se conectan. No es que Dios sea simplemente idéntico al Bien, ni es que siempre estarán allí, juntos, el Bien y el Mal. Dios no es un Ente, ni una condición moral, Él está -para seguir con Nietzsche- “más allá del Bien y del Mal”, Él es la fuerza maravillosa que nos permite imponerle aquél a éste. Él sabe bien de la potencia radical del Mal, esa horrenda y profunda animalidad freudiana que subyace en nosotros, y a la que sólo una Fuerza Superior puede derrotar.

Publicado por Emeterio en El Universal, Los Andes y Notitarde el domingo 17 de enero de 2010.

7 pensamientos en “Nietzsche y Camus: el ateísmo ingenuo

  1. riguillo dice:

    Aunque sé que se publicó hace más de un mes este artículo, me gustaría saber dónde son los talleres que se están impartiendo sobre Camus. Me interesa mucho… ojala puedan responderme.
    Saludos

  2. riguillo dice:

    Dónde son los talleres sobre Camus

    • Estimado,

      Los cursos se imparten en el Iter de Altamira, y comienzan el proximo jueves 4 de marzo. La informacion sobre el curso está en el Blog, en la parte de Cursos dictados por Emeterio. Espero que pueda asistir.

      Saludos,

  3. Cordiales saludos Prof. Emeterio.

    Soy un simple lector que pasaba por acá, y me nació una imperiosa necesidad de dar mi opinión acerca de este artículo.

    No creo estar del todo de acuerdo con que el ateísmo de Nietzsche sea algo ingenuo. Si muy bien obras de este autor como “El Anticristo” demuestran un enfoque hacia el dios judeo-cristiano, justamente en “Más allá del Bien y el Mal”, “Así habló Zaratustra” y en “El ocaso de los ídolos” se ve claramente que dicha postura anti metafísica engloba a toda creencia en un más allá o en un ser supremo.

    Por supuesto que es supremamente primitiva la creencia convencional de Dios, la de un ser antropomorfo, moral, que castiga o perdona. Pero también sigue siendo primitiva, y hasta anti-natural, la creencia en entidades místicas, oriundas de la nada o del vacío. Todo ello contrapuesto a lo que los sentidos nos dicen con toda su sinceridad.

    Eso lo sabía Friedrich, puesto que no en vano habló de la última transformación (ser un niño), o de lo grave que era colocar el centro de gravedad de la vida en un más allá en vez de un más acá.

    En resumidas cuentas, decirle sí a la vida, es afirmar con todo el corazón y la mente que la vida es todo lo que tenemos y que la gozamos con libertad, con todo lo que ella nos depara. Eso implica, desde la perspectiva Nietzscheana, un abandono de la decadencia teísta, deísta o panteísta.

    Muchos saludos, y contento por leer estos artículos.

  4. Luis dice:

    Más ingenuo me parece decir “esa Nada insondable y fascinante de la que emerge Dios”. Al hablar de esa nada insondable y, por consiguiente (he aquí un lugar común) inefable, inexplicable para nosotros como simples humanos, estamos cayendo en el mismo juego de siempre, en el menosprecio de la razón, en el facilismo propio de la religión. Perfecto, entendamos a Dios no como un ser con cualidades y valores humanos, sino como el símbolo de la bondad, es más, entendamos a Dios como lo hacía Aristóteles, pero entonces, ¿para qué necesitamos de Dios? ¿cuál es su importancia?
    Pensar en la “Dimensión Sagrada; la que opera desde el Vacío Infinito y la Nada Absoluta en los que habita Dios” me parece es ser terriblemente pretencioso, así como increíblemente osado llamar ingenuos a dos grandísimos pensadores como los son Nietzsche (sobre todo) y Camus.

  5. baaltir dice:

    Concuerdo con los dos comentarios anteriores… en pocas palabras, ese articulo toma a Nietzsche como una ateo más, como si fuera mero capricho adolescente, para nada… Nietzsche, y no quiero repetir lo que dijeron los anteriores, no pensaba en el ateísmo como una negación de Dios, sino como una postura vitalista, etc!

  6. Pablo dice:

    Qué versión tan sesgada de la filosofía de Nietzsche y Camus, para empezar a nietzsche le gustaban poco la virtud y la moral imperante de aquél entonces (la moral de esclavos es la estática, la moral de los señores cambia con el devenir), pero le obsesionaban la verdad y la ética/estética (él nunca hablo de relativismo sino que era subjetivo), de hecho en casi toda su obra se dedica a hablar de sus gustos y de lo que piensa acerca de la crueldad (los niños pueden comportarse “mal” pero nunca por crueldad sino por egoísmo, y el resentimiento, lo que lo produce para ser más exactos, de ahí su casi infinita admiración por Dostoievski, el filonazi Brandes no supo entenderlo y por ello tuvo que dejarselo bien clarito en el “Crepúsculo”. Camus en el fondo era un místico como deja ver bien clarito en la peste, para él Dios es el motor lejano de algo que no llega a entender pero lo siente como una necesidad para sacar lo mejor del ser humano, de hecho el absurdo jesuíta Sartre se lo echaba bastante en cara..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s