¿Humanismos?


La preocupación por la cuestión espiritual, en Venezuela, va en un crescendoindudable. Asistimos, el 19-01-11, a un foro en la UCAB (El Humanismo Cristiano: ¿un cascarón vacío?), cuyo solo nombre o, más exactamente, el que los organizadores se hayan atrevido a ponerle ese nombre, ya era motivo de reflexión. Aunque solo fuese como hipótesis para ser negada, ese título resultaba atrayente. Pero lo grave es que después del foro, quedó en el ambiente la sensación de que la respuesta a la pregunta podría ser parcialmente afirmativa, ¡que el Humanismo Cristiano pudiera ser un cascarón, por lo menos medio vacío! Gracias a los ponentes, Luis Ugalde, María Elena Febres-Cordero y Mario Di Giacomo, por sus valiosos aportes y a la Cátedra de Pensamiento Cristiano de la UCAB, por promover el evento.

Pero lo realmente grave es que al Humanismo Cristiano le pasa lo mismo que a todos los Humanismos… y al conjunto de la Cultura Occidental: la quiebra radical del Pensamiento Racional, le está socavando las bases más profundas. Todos los Humanismos están centrados en la creencia según la cual la Razón puede ser el cimiento de lo Humano. Bien exclusivamente, como en el Racionalismo necio del siglo XVII, bien combinando la Razón y la Fe, como pretende el Cristianismo. El problema de todos los Humanismos es que entre 1740 (cuando David Hume, en el famoso Is-Ought Passage, el Pasaje del Ser y el Deber Ser, le asesta el primer golpe mortal a la Razón) y 1920, cuando Wittgenstein, en su Tractatus, le propina el hachazo final; entre esas dos fechas, decíamos, el Pensamiento Racional se desploma silenciosamente, dejando no solo a todos los Humanismos, sino a la Cultura Occidental en el aire. No es por casualidad que Heidegger se burla sangrientamente del tonto de Sartre, por creer que el Existencialismo era un Humanismo.

Hume había dicho: “No hay ninguna posibilidad de deducir el Deber Ser a partir del Ser”, es decir, ¡¡no hay ninguna conexión racional -absolutamente ninguna- entre la Moral y la Razón!! Lo Razonable, como dijo Ugalde en el foro, puede ser gastar más en los niños abandonados que en la guerra; el problema es que los humanos, puestos ante esa disyuntiva, jamás dudan: ¡¡siempre escogen la guerra!! Pero el de Hume había sido apenas un preaviso, el golpe de gracia lo dio Wittgenstein, 180 años más tarde: “Todas las proposiciones racionales, son estrictamente tautológicas”. Esto es, ningún razonamiento puede poner en su conclusión nada que no haya estado antes en las premisas; la Razón no genera el más mínimo ápice de conocimiento nuevo. ¡¡Pero, lo humano no puede fundarse en tautologías!!

Todos los Humanismos se quedaban en el aire, incluido el cristiano. Todos los esfuerzos (absolutamente inútiles) fueron hechos para salvar a la Razón: la Razón Práctica de Kant, la Razón Dialéctica de Hegel, la Histórica de Marx, la Razón Vital de Ortega, la Razón Crítica de Popper y hasta la ¡Razón Empírica! de la ciencia. Tarde o temprano el Catolicismo tendrá que revisar la doctrina según la cual la Fe y la Razón, son conciliables. Tarde o temprano aceptaremos que así como no hay ninguna conexión racional entre la Ética y Lógica, tampoco la hay entre la Fe y la Razón. ¡¡Porque no puede haber relación alguna entre la Fe y un conjunto de tautologías!! Y no hay la menor duda de que la Razón es solo un conjunto de tautologías. No es -como me permití observar en el foro- que la que está en crisis sea la Razón Instrumental, es que no hay ninguna otra Razón que no sea la Instrumental. Al Catolicismo le haría mucho bien afrontar este rollo.

Publicado por Emeterio el 23 de enero de 2011.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Humanismos?

  1. José R dice:

    ¿Humanismos?
    El conocimiento científico ha avanzado a partir de conocimientos anteriores, entonces ¿cómo es eso de que no hay generación de conocimientos nuevos a través de la razón. Las premisas sirven para enmarcar la investigación, pero pueden ser desechadas o aceptadas, en cualquier caso se utilizó la razón, pudiendo haber nuevo conocimiento o corroborar que se trata de conocimiento ya conocido.
    Se sabe que el Ser pertenece a la razón, y el deber ser a la Moral y, aunque no tienen conexión, no necesariamente son excluyentes. Igualmente, la ciencia y la religión, o el conocimiento científico y la Fe, pero por no tener conexión, no tienen por qué ser excluyentes.
    La religión y sus dogmas de Fe le dan pautas de comportamiento a las interacciones entre humanos y entre estos y la naturaleza. Muchos han dicho que la religión y la Fe se necesitan cuando no se conoce o comprende el entorno, pero necesariamente conocimiento y Fe se descartan. La meditación en la Fe puede resultar beneficiosa durante “el reposo del guerrero”. El avance de los conocimientos científicos puede o no modificar tales dogmas. En caso de ser contradictorios, algunos humanos pueden cambiar su creencia y forma de actuar, otros pueden continuar con sus creencias dogmáticas. El principio fundamental de la religión y de la democracia (producto de la razón y de la evolución) es aceptar o respetar la libertad individual humana. En este caso se juntan la Fe y la Razón.
    Por lo antes expuesto, es que no comparto con usted la creencia de que La quiebra radical del Pensamiento Racional, está socavando las bases más profundas de la cultura occidental. Pienso que estamos en una constante evolución, y que la Razón y su Lógica nos acercan al bien y al bienestar en la medida que el conocimiento de la vida humana en sociedad llegue hasta los estratos populares.
    Con respecto a la religión cristiana, pienso que se puede quedar como cascaron vacío si continúa al margen de la política. Su sobrevivencia se debe a la no confrontación con la política, pero ¿para qué sirve un jarrón chino?
    El judaísmo se expandió con Cristo, que confrontó el imperio romano. El sabía a que se estaba enfrentando, él sabía que su vida estaba en peligro, por eso, inteligentemente buscó la manera de no buscar la confrontación directa (sino la asimétrica), hasta que le consiguieron la manera de enjuiciarlo y penalizarlo frente al “pueblo” (igualito que hacen los dictadores modernos).
    Él fue crucificado, pero logró expandir una cultura por medio mundo. Su mensaje no solo eran los dogmas de Fe de los profetas que le antecedieron, era de la cotidianidad que estaban viviendo bajo el orden social establecido por el imperio romano. Hablaba de lo injusto y de lo ilógico.
    Lo que quiero resaltar es que el evangelio actual es sobre la vida de los antepasados, desconectado de la realidad actual, apenas alguna referencia tímida, muy de soslayo, de algún sacerdote atrevido, pero la política de la iglesia es muy conservadora.
    A los jóvenes que son las mayorías, los corren criticando la ciencia y los avances tecnológicos que es su mayor atracción. Con esas condiciones nadie se levanta los domingos a buscar un desayuno a sabiendas que es malo, y hasta puede caer mal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s