Mi amigo maracucho…


Me llama -menos agresivo que de costumbre: “Mirá, Emeterio, he recibido el documento, ese que vos y Maxim Ross escribieron pa’ responderle a Miguel Ángel Landa”.

-Ajá, Bingen ¿y entonces?

-“¿Cómo que entonces, chico? Vos te la dais de inteligente, tenéis que saber por qué te llamo”.

-No pana, no sé; no soy adivino ni me las doy de inteligente.

-“Muy sencillo, chico. ¿Por qué no escribís tu columna en un lenguaje tan comprensible como el que usaron con Landa? ¿Por qué tiene uno que calarse esos artículos tuyos tan difíciles?”.

-Bueno pana… 

-“Yo no soy ninguna pana, deja de llamarme pana, eso será en El Tigre que se dice así, aquí en Maracaibo es olleta y yo no soy una olleta”.

-Bueno, cálmate, no escribo los artículos tan sencillos como esa Carta para Landa, porque una cosa es un escrito divulgativo como ese y otra es repensar el Capitalismo, ¡¡que está clamando por una refacción!!

-“¿Te fijáis? ¿Por qué tienes de emplear esa palabrota, refacción, si puedes decir reparación? Pero, okey, explícame, entonces, qué es Lo Humano en términos sencillitos”.

-Bueno, yo tengo un librito que se llama ¿Qué es lo Humano en ti?

-“No, nada que ver con tu librito, que ya me lo he leído tres veces e igual no entiendo nada”.

-OK, pana, digo mijo: solo para (heurísticamente) partir de allí, dime qué entiendes tú por Lo Humano.

-“¿Heu… queeé? ¿Te fijáis? Otra vez tus palabrotas. Heurístico, ¡¡que molleja!! te aseguro que el 97% de los que te leen, no sabe su significado. Que pedante. Pero ni se te ocurra explicarme lo de heurístico, dime tan solo qué es Lo Humano. Y si en algo te ayuda (heurísticamente) el que yo te diga como entiendo Lo Humano, es muy fácil: Animal Racional“.

-¿Te fijas? Esa es una definición zonza.

-“Deja de estar llamando zonzo a tuel mundo, que le das argumentos a los que escriben contra ti en Tal Cual“.

-OK, digamos que es una definición inconsistente, porque nosotros no somos “en lo esencial” ni animales ni racionales. Claro que somos animales… por lo que al cuerpo atañe; comemos y defecamos igualito que ellos, pero ¡¡no somos animales!! Porque lo esencial de nosotros es el Espíritu, la posibilidad de imponerle a éste una Ética… Y yo no he visto al primer alacrán obligándose a no clavar su ponzoña. Ellos, los animales, no deciden nada, nosotros sí.

-“Bueno, está bien, me convenciste… por lo que a Animal se refiere; pero por qué dices que tampoco somos racionales, cuando es obvio que lo somos”.

-Yo no dije que no seamos racionales, dije que esa no es la condición esencialque nos define. Cualquier computadora, de la generación que sea, es más racional que nosotros, los humanos.

-“Y, entonces ¿qué define a lo Humano?”.

-La Ética, pana. Y si aún quieres aferrarte a Lo Animal, seríamos, en todo caso, Animales Morales.

-“Me estáis cobeando, usas las palabras Ética y Moral, según lo que te convenga, como si fueran sinónimas”.

-¡¡Son sinónimas!! La única diferencia es que en griego se dice Ethos (Ética) y los latinos la tradujeron por Mores (Moral).

-“Se va a molestar el tipo que te critica en Tal Cual“.

-¡¡A vértica, chico, que se moleste!! Vértica es un vocablo muy zuliano, cuya versión extrema -Reverticación- es la síntesis de lo maracucho.

 

Publicado en El Universal el domingo 15 de septiembre de 2013. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s