A veces, el Fin sí justifica los Medios


Es la afectuosa batalla campal con los lectores: Una bella mujer se me acerca en el Cineforo sobre De Navíos, Ron y Chocolate, la hermosa película de Malena Roncayolo: “Una de dos, doctor: o usted está escribiendo más sencillo o yo he ido aprendiendo a entender ese lenguaje enrevesado suyo, porque este último artículo, el del Pragmatismo, lo entendí completico”. Pero un amigo, empresario maracucho, me llama para armarme un lío; él y algunos panas suyos: “Mirá, Emeterio (“mirá” con acento en la a), estamos aquí despotricando de ti, porque no puede ser que tú, una de las mejores mentes que tenemos en la Oposición, un tipo con una gran ‘Capacidad de Convocatoria’, se dedique a hablar de esas cosas enredadas que tú hablas. ¿Por qué no te dedicás a ‘lo tuyo’ chico, o sea, a explicarnos los inmensos rollos de la Economía?”.

¿Cómo explicarle que “esas cosas enredadas de las que yo hablo” -la Ética, los Valores, la Responsabilidad Moral de la Empresa, etc.- son infinitamente más importantes que la Economía (con todo el respeto para mis colegas economistas), porque aquellas tienen que ver con el Desarrollo Espiritual de los seres humanos, sin el cual -tal como nos ocurre hoy a los venezolanos, a los del Gobierno y a los de la Oposición-, sin el cual, decía, nada de lo demás, ni la Economía ni la Política ni el Derecho, tienen sentido.

Y, finalmente, un lector nos dice en el mail: “Usted es un tramposo, doctor, nos hace creer que se está acercando a la Religión y, de repente, nos suelta en su artículo pasado, que “El Fin sí justifica los medios” y que esta idea de Maquiavelo es “un hachazo absolutamente incontrovertible que deja claro cuán hipócrita es toda Ética”. Yo creo que ni usted mismo se entiende, profesor.

Bueno, estimado amigo, no lo tome tan al pie de la letra, tal vez me excedí con lo de que “toda ética es hipócrita”. Lo único que quise fue atentar contra esa manía, muy generalizada -y dogmática hasta más no poder-, de creer que los Principios y Valores Morales son absolutos, inflexibles. Que no son, como en realidad lo son, profundamente relativos. O, tal vez peor, una variante de dicha idea: que los Valores pueden flexibilizarse un poco, pero que los Principios, ellos sí, son Absolutos. Porque si no, caeríamos en un despelote ético… ¡¡Como si no viviéramos en un Despelote Ético!

Con la idea de que “El Fin no justifica los Medios” ocurrió exactamente eso: se la convirtió en un dogma primitivo que le ha hecho un gran daño a la Humanidad. Porque con ella ocurre lo mismo que con todos los Principios y Valores Morales: que ellos son válidos “en general”, muy “en general”, pero que sólo sabremos si finalmente son válidos o “deben ser” respetados, cuando se nos presenten las circunstancias concretas en las que, ante un Dilema Ético, soy yo -o cada quien-, el que debe decidir si los respeta o no. “Matar es malo”, sin duda; o, más explícitamente: yo respeto radicalmente los Principios o Mandamientos Éticos del “No matarás” o “No robarás”; pero si ante la posibilidad de volarle los sesos al “Hijo de su señora madre de vida licenciosa”, que amenaza con matarme a mi hija o si ante la necesidad de robar para que ella no se me muera de hambre, si ante cualquiera de esas dos situaciones, yo decidiera que mis Principios y Valores son absolutos y que yo no voy a violarlos de ninguna manera; si yo los respeto, creyendo que eso me convierte en un “Ser Ético” -es decir, si yo dejo que me maten a mi hija o que ésta se me muera de hambre- cualquiera podría pensar que más bien me convierto en un auténtico imbécil. 

Publicado por Emeterio en El Universal (Venezuela) el domingo 25 de agosto de 2013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s