Marx y Nietzsche, Huguito, fueron bobos


Porque los dos -tus dos tutores intelectuales preferidos- fueron ateos y arremetieron contra la Religión. ¡¡Y sólo se puede ser ateo si no se ha entendido absolutamente nada!! Cuando se vive, o se vivió, el vacío aterrador que deben haber sufrido los primeros pensadores que en el siglo XIX tuvieron que enfrentarse a la Quiebra Radical de la Filosofía Occidental; los que tuvieron que intuir que Platón, Aristóteles, Kant y Hegel -“los cuatro grandes” del Pensamiento Racional- ¡¡no habían entendido en realidad nada!! cuando todo ello ocurrió, es comprensible que algunos se hayan sentido tentados a tirar a la basura, junto con la Razón, a la Noción de Dios.

Porque la Idea de Dios, Huguito, no es esa que el bobo de Nietzsche tenía en su cabecita cuando afirmó que “Dios había muerto”; no es el Dios antropomórfico de la famosa pintura de Miguel Ángel; ni el simple “Creador del cielo y de la Tierra”, como la tradición nos ha enseñado. Porque no se trata de “Crear algo finito”, sino de crear la absoluta infinitud espacial y temporal del Universo, que nunca jamás termina, ni espacial ni temporalmente; porque jamás -por más que viajemos, durante siglos y milenios, a velocidades superiores a la de la luz- jamás podríamos agotar el Universo… porque siempre, con la más absoluta seguridad, éste continuará. Porque no se puede crear lo infinitamente grande, pues siempre se nos quedará algo por fuera, siempre habrá un residuo por crear. ¡¡Porque es impensable que el Tiempo o el Espacio empiecen o terminen nunca!! Y, lo realmente importante, Hugo: porque Dios no pudo haber creado la más infinita de todas las infinitudes, la que piensa a todas las demás, el Hiperinfinito más Incognoscible, Sagrado eInescrutable, sobre todo, Inescrutable: el Espíritu Humano, la Ética, nuestra capacidad para imponernos -¡¡o para rehuir!!- a toda esa, también infinita, animalidad o bestialidad que habita en nosotros.

Lo que se empezó a intuir a partir del siglo XIX, es que Dios no era (no podía ser) el “Creador de todas aquellas Infinitas Infinitudes”, sino que ¡¡Él ES esas Infinitas Infinitudes!! Ese Misterio Absoluto que jamás podremos, de ninguna manera, descifrar, por mucho que nuestras tontas ciencias -incluidas la Física Quántica, la Psicología y la Neurología- hagan todos los esfuerzos que se les ocurra hacer. Porque Dios ES, por sobre todas las cosas, la Inescrutable Infinitud que habita en el Espíritu Humano. Porque Dios no creó en nosotros el Amor al Prójimo, sino que Él ES ese hermoso Amor al Prójimo que Jesucristo nos inculcó; el mismo que nos permite -aunque sea por instantes luminosos- ver como un hermano a alguien que ni siquiera conocemos. Esa es la noción de Dios que, desde el siglo XIX, se abre paso para darle a nuestras vidas algún sentido, el único que pueden tener. (La genial idea de Wittgenstein: que Dios es “la posibilidad de darle algún sentido al Absoluto Sinsentido Infinito que es la vida”).

Es esa Noción de Dios, Huguito -la de la Infinita Infinitud del Universo, y del Espíritu Humano, cada uno por su lado- la que le da sentido a una nueva visión de la Ética, capaz de convertir en Solidario al Capitalismo. Esa es la visión de la Ética que defiendo. Ponle atención, porque ella irá creciendo a medida que el Cristianismo vaya ocupando el espacio que la Filosofía Occidental, al fracasar, dejó libre. Y no dejes de ver la respuesta que doy a tus críticas de Irrealista, en un programa, Piedra con Aletas, por CoolChannel TV (Televisión por Internet), dirigido por Enrique Guillén. ¡¡No te dejo hueso sano, pana!!

Publicado por Emeterio en El Universal de Venezuela el domingo 2 de septiembre de 2012.

Anuncios

5 pensamientos en “Marx y Nietzsche, Huguito, fueron bobos

  1. joserpir dice:

    Ética y Capitalismo Solidario
    Comparto la noción de Dios aquí expuesta y por la noción de Ética que lo sustenta, pero no comparto la noción imaginaria de Capitalismo Solidario, por la misma razón de la infinitud del espíritu humano y la finitud de la convivencia humana.
    Usted considera que el Capitalismo Solidario puede ser factible como una extensión del ideal cristiano del Amor al prójimo. O sea, que el comportamiento de los ciudadanos en convivencia pueda resultar uniforme y automático en solidaridad a ese ideal. Pero ese ideal entra en contradicción con otro concepto suyo, y de muchos también, que el comportamiento humano es impredecible. Por lo tanto, la ética solidaria también será impredecible e inviable como lo demuestra la experiencia de 2000 años de amor al prójimo y de 3000 de los valores “universales” occidentales.
    La ética no puede uniformar el comportamiento impredecible humano. El Estado de Derecho Autoritario tampoco lo puede uniformar; es por ello que el sistema capitalista tiene más viabilidad que cualquier otro, porque cada ciudadano tiene la libertad de ser, de tener y elegir.

    No comparto la idea de que en la religión esté el futuro de la ética uniforme o solidaria. Veo que la tendencia seguida es contraria a la que Usted intuye. La religión ha perdido influencia en la medida que el conocimiento humano avanza. Aunque Usted se refiere al espacio o influencia dejado por la filosofía occidental, no por la ciencia, no veo a la ética racional y a la religión comulgando juntas. La ética responde a la convicción y la religión a la Fe. A la primera se le llega por conocimiento y experiencia, a la segunda por miedo a lo desconocido.

    La ética del capitalismo se sustenta en el libre albedrio. En la espontaneidad de elegir a través de los mecanismos del mercado, de la competencia y la satisfacción personal. El ciudadano reconoce que son sus decisiones y no de los que ejercen funciones del status quo. Que es lo contrario a la solidaridad que usted se imagina, que sea automática y uniforme.

    La intensión uniformadora de la religión como de las dictaduras ha sido con base al miedo. La religión miedo a lo desconocido y las dictaduras miedo a la fuerza y otros privilegios otorgados al Estado de Derecho.

  2. Estimado Sr. Gómez.
    Ud. me alegró el domingo. Por lo general, nunca compro periódicos en papel, pero como venía de viaje en autobús, y para pasar el rato, compre un ejemplar de notitarde.
    Creo que es primera vez que leo una columna suya, pero me he echado unas buenas risas con las cosas que escibió en esta. No mpor las cosas que dice del Amado Líder ni de Marx el malo (el bueno era Groucho), sino por charrasquillos como estos:
    “¡¡Y sólo se puede ser ateo si no se ha entendido absolutamente nada!!”
    “Porque no se trata de “Crear algo finito”, sino de crear la absoluta infinitud espacial y temporal del Universo, que nunca jamás termina, ni espacial ni temporalmente; porque jamás -por más que viajemos, durante siglos y milenios, a velocidades superiores a la de la luz- jamás podríamos agotar el Universo… porque siempre, con la más absoluta seguridad, éste continuará.”
    “Ese Misterio Absoluto que jamás podremos, de ninguna manera, descifrar, por mucho que nuestras tontas ciencias -incluidas la Física Quántica, la Psicología y la Neurología- hagan todos los esfuerzos que se les ocurra hacer.”
    Porque semejantes barbaridades sólo pueden ser consideradas como chistes, simples ganas de echar varilla para que la gente no se aburra el domingo.
    Lo único que podía coronar semejante columna, sería haberle puesto una foto del “Ecce Mono” de Cecilia Gimenez.
    Saludos.
    P.S. Por cierto. El universo y el tiempo si tuvieron un inicio, le dicen el big bang. En cuanto a que ni aun viajando a la velocidad de la luz se puede conseguir donde termina, es ciero. Es por “culpa de la expansión del mismo debido a la energía oscura.

  3. Por cierto. Recuerde que desde el Renacimiento (oh, ¿eso quiere decir que en la edad media estábamos “muertos”?), la filósofía se separó definitivamente de la religión.

  4. tosti dice:

    Si Marx y Nietzsche fueron bobos…no sé qué quedará para otros filósofos incluyendolo a usted. Y le digo algo: Puede un ateo creer en Dios? Sí: siempre y cuando ese Dios no sea un ser antropomórfico con cualidades infinitas. El ateísmo no es un dogma, es una manera de pensar, con el sólo cómun de que concebir a “Dios” como de este tipo es imaginario. Todo lo demas que se le agregue a este concepto es adicional. Entonces, Mr. Emeterio, usted es ATEO !!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s