Eladio Muchacho, Chávez y Jesucristo


Viendo a Chávez el lunes -¡¡en su camión!!- no hacíamos más que pensar en Eladio Muchacho, un entrañable amigo, preso en Valera desde hace ya año y medio, por una cruel represalia o un capricho necio. Un hombre honesto, cuyo único delito es dirigir un diario, Los Andes, que mantiene una crítica sólida ante la barbarie chavista. Oyendo a Huguito, toda una serie de sentimientos encontrados nos asaltó. El primero: la profunda alegría-tristeza de comprobar que estaba yo equivocado al creer que su enfermedad era una tonta comedia, un montaje para inspirar lástima y aplastarnos el 7 de octubre. Hasta ese lunes estábamos entre los que creían que el cáncer había sido un inteligentísimo teatro.

Temía yo que ese discurso del lunes hubiese sido el momento escogido para concluir el montaje y que apareciera un Chávez -ya sin esteroides- vigoroso y sano, mostrando su habitual fuerte liderazgo. Pero temíamos, sobre todo, que se desmarcara del Comunismo y asumiese un Proyecto Democrático, demagógico y populista, que le habría garantizado una victoria en octubre y una permanencia en el poder, quién sabe por cuánto tiempo. En cuyo caso -¡¡esto es, para desmarcarse de la zoncera marxista!!- sin duda se habría justiciado el montaje y su larga duración.

Pero tenía yo un miedo aún mayor: que Chávez hubiese aprovechado ese año de teatro, no sólo para descubrir que el Comunismo es una zoncera, sino también ¡¡que el Capitalismo es inevitable!! Porque es el único Modelo de Sociedad que asume el egoísmo, la mezquindad y el primitivismo del Hombre. No quiero ni pensar en la derrota que Chávez nos infligiría si -aún enfermo- llegase a entender que el Capitalismo es ineludible. Y, lo esencial, si llegase a captar que se le puede insuflar -desde las entrañas más profundas de Lo Humano- un poderoso componente ético… y aun espiritual.

Me aterra que toda esa capacidad oratoria de Chávez pudiese engranarse con un Proyecto Izquierdoson más o menos viable. Esa habilidad oratoria que plasmó el lunes en una pregunta impactante: “¿Hacia cuál de los dos sistemas -Capitalismo o Socialismo- se habría inclinado Jesucristo? ¿De verdad podemos imaginarlo apoyando al Capitalismo Salvaje?”. Yo quiero contestarte esa inteligente pregunta, Hugo. Sólo que sería en un curso completo -un Diplomado más bien- sobre Marx, Keynes, el Mercado, Adam Smith, Friedman, Hegel, Nietzsche, Weber, Schumpeter, el Welfare State, etc., etc. Te daría gustoso ese curso por dos razones: una para que descubras la espectacular oportunidad política que tuviste… y perdiste. Y la otra, la esencial, para que liberes a Eladio Muchacho, un hombre honesto, injustamente encarcelado. Igual que la jueza Afiuni y tantos otros.

Te adelanto lo esencial de la respuesta a tu pregunta: Jesucristo, sin la menor duda, habría apoyado al Capitalismo. ¡¡Porque él no tenía un pelo de tonto!! Porque conocía muy bien al Ser Humano, ese bichito mezquino y miserable, creado por su padre. Porque él, a diferencia del bobolongo de Marx, sabía bien que con el Hombre no cabían excesivas ilusiones. Porque el Comunismo requiere, precisamente, de una Dimensión Ética sustancial. Marx no llegó a intuirlo en lo más mínimo y afirmó que la Moral era tan solo un “prejuicio pequeño-burgués”. Cristo, por el contrario, sabía que el Socialismo sólo sería posible si se desarrolla entre los humanos el Amor al Prójimo, es decir, no sólo el amor por los hijos, la familia y los amigos, sino ¡¡por todos los congéneres, incluidos los extraños, los desconocidos!! Algo que obviamente no está a la vuelta de la esquina.

PUBLICADO POR EMETERIO G. EN EL UNIVERSAL EL 17 DE JUNIO DE 2012.

Anuncios

Un pensamiento en “Eladio Muchacho, Chávez y Jesucristo

  1. fernando jose roa ramirez dice:

    El tiempo que he vivido por lo menos me ha servido para pensar con la cabeza y no con el corazón, cuando así no ocurre, hasta los genios lucen sin el menor atisbo de sentido común; luce iluso ver a una persona con signos evidentes de enfermedad, ver los efectos de esteroides, de la radiación y creer que el tipo está haciéndose pasar enfermo; es incalificable con respeto, alguien que crea que El Presidente Chávez pueda abjurar de sus creencias y menos respecto al Capitalismo; no es un descubrimiento la habilidad oratoria del Presidente, lo que es tardío, es no haberse enterado que esa capacidad está imbricada a su proyecto desde hace mucho tiempo. Si alguien tiene duda más que hacia cual sistema estuvo inclinado Jesucristo, ignora incluso los diez mandamientos.
    Particularmente respeto el conocimiento del ciudadano Emeterio, pero pretender darle cursos a Chávez, raya en lo ridículo, es desconocer que el ciudadano Chávez, estudia para construir su propio conocimiento.
    Y la tapa del frasco es pretender solapar la detención de dos personas, es rebullicio de ideas contradictorias.
    Pretender rescatar la frase publicitaria “ni un pelo de tonto” atribuyéndoselo a Cristo, es incluso pecaminoso; muchas personas conocen en carne propia la estaba del banco del Mezerani

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s