Nacho y la Ley de la Gravedad


Ignacio De León vuelve a la carga en nuestra polémica sobre los cimientos morales del Capitalismo. Hace poco (en LaPatilla.com) publicó contra mí El dilema amoral del postmodernismo, una defensa férrea del Liberalismo Clásico. Disculpen los lectores a los que no les interese esa discusión, pero para los que nos asumimos como defensores acérrimos del Mercado -para los que “militamos” en Cedice- ella es crucial. Y más aún con esta grave crisis que vive el Capitalismo a nivel mundial.

Dice Nacho a lo largo del artículo, y de muy diversas maneras, que el Mercado y el Capitalismo tienen una sólida base moral. Pero, por otro lado, fiel al Liberalismo del siglo XVIII, nuestro amigo nos dice (en su antepenúltimo párrafo): “Es quejarse del funcionamiento de los mercados como quien se queja… de la ley de la gravedad, sin entender que se trata de un fenómeno inexorable… ¡¡Culpar al mercado por sus resultados buenos o malos es como culpar a la ley de la gravedad por los accidentes de aviación!!”. (Las admiraciones y las cursivas son mías).

He allí la inconsistencia esencial del Liberalismo Clásico: resulta que el Mercado, por una parte, tiene una sólida base moral, pero, por la otra, es un proceso estrictamente natural, un “fenómeno inexorable” ¡¡perfectamente equiparable a la Ley de la Gravedad!! (palabras del asombroso Nacho). Quejarse del Mercado y del Capitalismo en el plano ético, sería tanto como criticar a un tigre porque mata y engulle a sus presas. Pareciera como si los valores morales que los Liberales Clásicos le atribuyen al Mercado fuesen la resignación, la paciencia y la aceptación plenamente acrítica de la realidad. Es casi esa bella frase de un hermoso poema religioso: “Señor, dame paciencia para aceptar lo que no puedo cambiar”. Sólo que el poema agrega: “Pero dame igualmente firmeza para cambiar lo que sí puedo cambiar”.

¿Cómo puede haber una moral en Adam Smith (que no sea la pura resignación), si su punto de partida es la aceptación del egoísmo, como una condición inmodificable? Un enfoque que alguna validez tuvo en el siglo XVIII, cuando el Mercado se centraba en una multitud de pequeñas empresas regidas por la sacrosanta Mano Invisible. ¿Cómo puede haber moral si no hay capacidad consciente de decidir, de imponerle valores a la realidad natural? Pero, sobre todo, ¿cómo se puede seguir pensando así en el Capitalismo actual, en el que los grandes capitales pueden sin duda imponerle sus valores al mercado? ¿Cómo evaluará un Liberal Clásico, esas inauditas reuniones de grandes capitalistas (Bill Gates y Warren Buffet por delante) que le piden a sus gobiernos, ¡¡que les aumente los impuestos para ayudar a los pobres!!?

Porque el error de los Liberales Clásicos es ¡¡creer que los Humanos somos entes Naturales!! Que el precio natural o la tasa natural de interés -tan “naturales” en el siglo XVIII- tienen hoy algún sentido. Cuestión esta que conecta con las últimas líneas de Nacho. Él se queja allí de que yo no respondí a un artículo suyo (El plato favorito de Emeterio) de hace tres años. Lamento que no me hayas leído, pana. El mío se publicó en El Universal el 05/10/08; se llamó Con Nacho en un restaurant mexicano, y en él aludo a la victoria radical de Friedman sobre Hayek -los dos grandes de la Economía de Mercado en los años 70- en la polémica acerca de cómo frenar la inflación. Hayek proponiendo el regreso al Patrón Oro, o sea, la Ley de la Gravedad y Friedman imponiendo el refuerzo de los Bancos Centrales, esto es, la regulación consciente de la oferta monetaria ¡¡por parte del Estado!!

Publicado por Emeterio en El Universal, Venezuela el 2 de octubre de 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s