El Tren


Gracias. Por esos tres días intensos, detonados por mi artículo del domingo. Exacerbado el Espíritu (¡¡y el Ego!!) por el éxito en Globovisión con William Echeverría, el lunes: la alegría de que la gente te pregunte en la calle si era verdad lo que dije acerca de la rigurosa visión capitalista de mi madre-bodeguera. En la tarde: la radio, con Gladys Rodríguez, talentosa y bella. El martes, discusión dura con una querida tesista doctoral: el margen ético de nuestros empresarios comerciantes; y ayer, miércoles, otra vez la radio con un pana de Puerto Ordaz, agudo y amable. Gracias a todos y ojalá cuaje la idea de William de institucionalizar, en la TV, la enseñanza de la economía.

LEER ARTÍCULO COMPLETO Y COMENTAR AQUÍ >>>

Anuncios