Marx -Rigoberto- fue un zonzo


Rigoberto Lanz se niega férreamente a discutir sobre Marx. Insiste en que “para tener un mínimo diálogo sobre cualquier cosa, es preciso hacer un desbrozamiento”. En este caso: precisar si mis críticas obedecen a que yo padezca alguna “enfermedad anticomunista del espíritu” o se trata -más respetablemente- de un pensamiento reaccionario “que se expresa… con ideas, reflexiones y argumentaciones”. “Dos planos bien diferenciados que no se pueden confundir”. Palabras textuales de Lanz, en El Nacional del 24-09-10. He puesto en cursivas la frase “sobre cualquier cosa” por lo siguiente: ¿debe uno suponer que si alguien le plantea a Rigoberto una tesis ridícula “sobre cualquier cosa” -por ejemplo, que los perros vuelan o la gravedad no existe- él antes de acusar de zonzo al tipo exigirá el desbrozamiento de rigor, intentará precisar si aquél padece alguna “enfermedad del espíritu”?

Leer artículo completo y comentar >>>

Anuncios